Nació en Paraná (Entre Ríos), en 1968.
Es Diseñador Gráfico en Comunicación Visual por la UNL, Santa Fe. Actualmente trabaja como diseñador en forma independiente en su estudio “Distinto Diseño” y es docente en la carrera: Licenciatura en Diseño de la Comunicación Visual, FADU UNL – Santa Fe en Tipografía1 desde 2007 y continúa.
Desde el año 2004 está abocado a la fotografía -con diferentes propuestas entre la fotografía de toma directa y la experimental- y en estos últimos años ha incorporado el dibujo digital. Ha participado de muestras individuales y colectivas, entre los que se destacan: “Ocho Artistas Argentinos”, Alley fine art / framing EE.UU (Springboro, Ohio, 2008), “Miradas”, Estudio Guidotti (Santa Fe, 2009), “Espacios cotidianos”- exposición individual, Estudio Guidotti (Santa Fe, 2010),  “Miradas” en Estudio Guidotti (Santa Fe, 2011) y “Manifestación de una experiencia”, Centro Experimental de Color, con curaduría de Maximiliano Peralta Rodríguez y Cintia Clara Romero (Santa Fe, 2015). También ha recibido premios en salones locales y nacionales: Mención Especial, “84 Salón Anual de Santa Fe”, MPBA R. Galisteo de Rodríguez, por el conjunto de obras, sección fotografía (Santa Fe, 2007), Premio LT10, “87 Salón Anual de Santa Fe”, MPBA R. Galisteo de Rodríguez, por la obra “La siesta 1” (Santa Fe, 2010) y Primer Premio adquisición en la sección fotografía, “XX Salón Anual Municipal de Poema Ilustrado” (Paraná, 2012).
En los últimos años ha participado de seminarios de posgrado y experiencias colectivas de formación estableciendo vínculos con artistas de la región construyendo un recorrido por talleres y clínicas de las ciudades de Paraná y Santa Fe en pos de enriquecer su trabajo.


Palabras del artista. Su obra, su vida en Rincón.
.

Primero fue la imagen.
Recuerdo haber tenido en mis primeros años de la escuela primaria una experiencia con la imagen que se marcó en mi memoria.  Un día de mucha lluvia éramos pocos alumnos y desde la galería interna que daba a un patio abierto en uno de los recreos levante la vista y me encontré con un paisaje que me detuvo, el viento había calmado y un cielo gris plomizo envolvía la escena, se había formado una enorme laguna que hacía de gran espejo. A la imagen la recuerdo en blanco y negro, quede paralizado ante tremenda escena, atravesado por ese tiempo y espacio. Cada tanto hay algo que la activa en mi memoria ¿Qué pasó allí? ¿Qué me detuvo? ¿Qué habilito en mí ese momento?…
Nací en Paraná; de mi madre heredé la intuición y de mi padre el conocimiento, hace más de veinte años he adoptado como lugar de pertenencia a Santa Fe y desde el 2008 San José del Rincón. Cuando conocí Rincón, más precisamente la zona donde decidí planificar mi existencia, sentí y decidí que viviría aquí la última etapa de mi vida. Calles de arena, bosques de eucaliptus y pinos, la bravura del  río Colastiné al este y la quietud de los bañados al oeste son el paisaje cotidiano de este lugar. La energía que circula por esta zona manifiesta una atmósfera  especial: sus vientos, olores, colores, su flora y fauna, su gente con su sensibilidad y riqueza brindan una particularidad potencial que me sedujo al instante como para echar raíces allí.
Los conceptos centrales de mi cuerpo de obras son: Duración, Intuición, Tiempo y espacio; todos bajo un pensamiento de raíz bergsoniana y el mío. Desde los inicios, mi producción se mueve y define dentro de estas ideas.
¿Qué es la duración? Es lo que cambia y no deja de cambiar, un continuo devenir.
Llegar a Rincón es entrar en otro biorritmo, de repente uno se encuentra en la mera contemplación del lugar, de sus sonidos, su tiempo y espacio, es sumamente estimulante para  la concentración y el trabajo. La duración aquí es diferente.
En la humanidad de la que formamos parte, la intuición está casi completamente sacrificada a la inteligencia: a mi criterio urge volver a la intuición y experimentarlo todo desde allí. La elección de un lugar como Rincón para la elaboración de ideas es como el espacio ideal que va dando respuestas a mis búsquedas.
Mi más reciente obra está atravesada por un proceso de producción digital, hoy el bit me proporciona un permanente descubrimiento, me permite el cambio, la intervención, cambiar el original, deshacer, volver a hacer, etc.; la manipulación de herramientas, del uso de diferentes softwares, del lenguaje existente, de la imagen.
En una serie de fotomontajes en blanco y negro, indagué lúdicamente sobre un tiempo casi detenido como lo es la siesta en el interior del país. La siesta hoy en algunos lugares es un  momento de descanso y la regla a cumplir a esa hora es dormir y no hacer ruidos para que todo el mundo descanse. Aparece así este momento del día como lo prohibido, escaparse a la siesta cuando se es niño/a se convierte en un momento de mucha creatividad, se planea, que se hace, a que se juega, que nuevos lugares se pueden descubrir. Básicamente este es el tema central de esta serie de trabajos, planteada en tiempos donde un personaje tiene momentos de contemplación, acción y placer.
“Después de…” se fue gestando como un registro documental de imágenes fotográficas que luego conformo un mapa fotográfico conjugando los diferentes contenidos y soportes. Este proceso de trabajo me permitió explorar en una narración que aborda algunos de los temas que me interesan: encuadre fotográfico – luz natural / relación espacio – tiempo / fotografía referencial – fotografía no referencial / el instante poético en la imagen fotográfica. Esta serie se planta y plasma como una obra abierta, capaz de ser continuada, abordando nuevos lugares, soportes y lenguajes.
“La intuición como guía”, es una serie de trabajos que parte de la auto observación en momentos de meditación y práctica del yoga, busco allí un registro intuitivo de los efectos que producen tales experiencias. Cerrar los ojos para abandonar el espacio, cerrar los oídos y captar en lo insondable, son la motivación para llegar a las imágenes. Actualmente trabajo dos ejes visuales en mis procesos, uno es el dibujo digital y el otro el fotográfico pero no descarto ningún medio expresivo a la hora de desarrollar un nuevo proyecto.
Vuelvo a aquella primera imagen paralizadora de la infancia y hoy digo que ese momento me habilitó como un fruidor que apreció, gozó y potencio la riqueza de un contacto personal con aquella, que sensibilizo un aspecto en mí, que más tarde deviniera en ser artista.


Obras
.
.