Nació en Santa Fe, en 1982.
Estudió Licenciatura en Diseño Gráfico en la UNL y abandonó la carrera faltándole unas pocas materias para concluirla. Paralelamente asistió al “Taller de fotografía” coordinado por Miguel Gratier en el Liceo Municipal de Santa Fe y al de “Artes Plásticas” coordinado por Stella Arber en el Foro Cultural Universitario.
Entre los años 2009 y 2012 asistió al “Taller de cerámica de la Guardia” donde llegó a formar parte del área de producción para la venta. Participó de diversas exposiciones colectivas y obtuvo el “Segundo Premio Estímulo Ricardo Ahumada”. Es así como comenzó a vinculase con el barro extendiendo esta relación, tiempo después, construyendo su casa de adobe y posteriormente su taller. Junto a su pareja diseñaron, modelaron, reciclaron y construyeron todos los espacios de su hogar.
Entre los años 2013 y 2015 concurrió al “Taller de cerámica” en el Liceo Municipal de Santo Tomé, y durante el 2014 y 2015 al “Taller de análisis y seguimiento de proyectos artísticos” coordinado por Cintia Clara Romero en el mismo establecimiento.
Realizó exposiciones, entre las que se destacan: “Abstracciones del natural”, Fotogalería Municipal (Santa Fe, 2009), “Imágenes rinconeras”, casa particular (Rincón, 2011), “31°/ 60°”, Centro Cultural 12 de septiembre (Santo Tomé, 2013) y “Cobijos para eclosionar”, Museo López Claro (Santa Fe, 2015).
Actualmente se dedica a realizar trabajos artísticos en cerámica y mosaiquismo, y a dictar talleres en su espacio “Codama taller”.
Vive y trabaja en San José del Rincón (Santa Fe, Argentina).


Palabras de la artista. Su obra, su vida en Rincón.
.

Mis más recientes obras han sido modeladas en arcilla pero también exploro la fotografía, la pintura y la instalación. A través de mi trabajo pretendo poner foco en la génesis y el desarrollo evolutivo de la vida humana, vegetal y animal. Me interesa la producción de imágenes y objetos que evidencien la admiración contemplativa de estos procesos y de su existencia misma.
Vivo en Rincón desde el año 2007, elijo vivir acá porque me gusta vivir en contacto permanente con la naturaleza, el río, la isla, los árboles, las plantas, los pájaros, los insectos, los animales en libertad, los ecosistemas, los pequeños bosques y las calles de arena, que entre otras cosas me proporcionan un entorno placentero para producir.
Mi obra está íntimamente ligada al contexto en el que vivo, este  me permite la observación del  comportamiento de la vida en su medio natural, la adaptación, los procesos evolutivos, las relaciones simbióticas, las metamorfosis, etc.
Y como es la naturaleza misma que te da y te quita a la vez, enunciaría como desventaja de vivir acá en Rincón que el lugar “atrapa un poco”, una vez que entraste se hace difícil salir, también me hace adoptar tiempos prolongados para producir, tiempos más oriundos del lugar.


Obras
.